Home » El futbolín

El futbolín

Vivió una vida de auténtica película, sin un sólo resquicio para la monotonía. Ayudó a corregir los exámenes de los cursos más bajos para pagarse los estudios, trabajó en una imprenta, fue albañil, editor y poeta. Su ideología repúblicana le obligó a exiliarse tras la guerra. Estuvo en Francia, Ecuador y Guatemala, donde fue secuestrado por agentes de Franco para volver a España. Simuló lo que se conocé como uno de los primeros secuestros aéreos de la historia y logró que el avión regresara a Panamá. Vivió luego en México donde editó más de 200 obras de poesía. Fue miembro de la Real Academia Galega y amigo y albacea personal del poeta León Felipe. Tiene casi 50 inventos en su haber. Cuando tenía 17 años una bomba lo había herido de gravedad en la Guerra Civil. Durante su convalecencia en Barcelona había visto que los niños mutilados no podía jugar al fútbol y había inventado algo con lo que pasó a la historia: el fútbolín. Llegó a jugar con el mismísimo Che Guevara, al que siempre vencía con su invento. Se llamaba Alejandro Finisterre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.