Home » El tiempo

El tiempo

Como cualquier persona con móvil, todos recibimos memes a diario. De familiares, amigos, compañeros de trabajo. Hace meses uno de ellos me hizo reflexionar entre risas (quizá la mejor forma de hacerlo). En el se veía a Einstein con otra persona que le preguntaba, “pero Albert, como va a ser el tiempo relativo” y el genio le contestaba “Vamos a ver, ¿tu cuanto tiempo llevas sin hacer el amor?”. “Dos meses”, le respondía su interlocutor. “Pero ¿a qué parecen más”. “Sí”. “Pues, ahí lo tienes”. A lo que el otro, finalmente, le respondía, “Einstein, eres un genio”.

Me viene esto a la mente porque al final la pandemia no me dejó escapar y la lotería del Covid cantó mi número el pasado jueves. Como todo el mundo, tuve que encerrarme en mi habitación y aquí sigo, como buenamente puedo. Tengo una amplia ventana por la que entra la luz. Baño individual. Me traen desayuno, comida y cena. Pero estoy pensando últimamente mucho en Einstein y en el tiempo.

Porque ahí afuera se escuchan los gritos de los niños en el colegio, las personas charlando, el ruido de la vida…y aquí, entre estas cuatro paredes, el tiempo parece que se ha detenido, va más lento. El aire es más denso, más espeso. Miro el móvil, el ordenador, leo un libro. Duermo, hago la cama. Miro al techo, la calle. Espero. Hablo con mis amigos. Cuento los días que me faltan para salir. Y se que cuando salga, todo volverá a ser igual.

Pero, aún así, insisto, entre cuatro paredes el tiempo no se percibe igual. No quiero pensar en otras personas, en las que sufren cárcel injustamente, en las secuestradas, en las hacinadas en tugurios insalubres… o las que están en la calle, sin hogar y sin futuro. Ahí el tiempo sí que tiene que percibirse distinto: áspero, terrible, cruel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.