Home » En algún rincón

En algún rincón

La primera era pequeña, muy pequeña, casi de juguete. La impulsaba con los pies. Después tuve una con ruedines y, bueno, no estaba del todo mal, pero sabía que sólo era un paso intermedio. Y el día que finalmente perdí el miedo, ¡uuuffff!, me solté para sentir en la cara el primer soplo de la libertad. Eso nunca se olvida, ni la sensación ni quien estuvo a mi lado en ese preciso instante. Después las tuve de todos los colores: verdes, de paseo, con cesta y timbre, de cross, de montaña y de carrera, todas destartaladas porque impolutas no me duraban dos días…Por ahí debe estar hoy, cubierta de polvo en algún trastero. Después de tantos años, no se por qué, hoy me he acordado de ella. Todos, en algún rincón de la memoria, tenemos guarda una bicicleta. Voy a ver si la rescato…este sofá me tiene molido. El soplo de la libertad era.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *