Home » Helarte el corazón

Helarte el corazón

En la España de los primeros años 80, con una cadena y dos canales, un programa empezó a despertar el interés de numerosos televidentes. Tampoco es que hubiera mucho donde elegir, pero el espacio era interesante y entretenido. Lo presentaba Fernando García Tola y lo daban en La2. Generó polémicas políticas, religiosas, judiciales…señal de que era un buen programa y tenía éxito. “Si yo fuera presidente”, se llamaba. Planteaba peticiones de los espectadores, quejas, demandas ciudadanas, había entrevistas y actuaciones musicales en directo. Entre ellos comenzó a ser habitual la de un cantautor, joven y descarado, que con el tiempo habría de convertirse en todo un icono. Sí, ese programa fue la rampa de lanzamiento para Joaquín Sabina.

Te guarde Dios

Recuerdo con especial cariño una canción suya basada en un poema de Antonio Machado, en la que el cantautor repetía un estribillo. “Teleespañolito… que ves la tele, te guarde Dios…uno de los dos canales ha de helarte el corazón”. Siete años más tarde de todo aquello comenzaron las retransmisiones privadas en nuestro país. Hoy, más de treinta años después, ya quedan atrás, muy, muy atrás, esas letras en las que el maestro Sabina hablaba de los “dos canales”. Ahora son muchas, muchas más las televisiones que tenemos: estatales, privadas, autonómicas, locales, de pago, plataformas de contenido. Sin embargo, como afirmaba don Joaquín entonces, la televisión aún me hiela el corazón cuando la veo pues deja bastante que desear, por decirlo educadamente. Prefiero abrir un libro y volver, por ejemplo, a Antonio Machado.

La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y de alma quieta…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *