Home » La Academia de Ingenieros

La Academia de Ingenieros

La Academia de Ingenieros de Guadalajara fue una institución militar que funcionó en la capital alcarreña desde 1833 hasta 1932, año que se trasladó a Segovia. En todo ese tiempo pasaron por sus aulas un total de 2213 oficiales. La Academia fue fundamental en el nacimiento y desarrollo de la Aeronáutica Militar Española y fue también, importantísima en la educación de hombres que, sin duda, marcaron la inventiva española del pasado siglo XX. Hablamos, por ejemplo, de José Ortiz Echagüe que en 1923 fundó Construcciones Aeronáutica Sociedad Anónima (CASA). Casi cincuenta años después la firma absorvió Hispano Aviación, lo que la convirtió en la primera compañía española en el sector aeroespacial. En 1999 la firma se integró en el grupo Airbus, del cual sigue formando parte hoy en día. Ortiz Echagüe, por cierto, fue también el primer presidente de SEAT. Pero la Academia de Ingenieros de Guadalajara “parió”, además, otros grandes hombres. Nos referimos, sin ir más lejos, a Alejandro Goicoechea, creador de la Compañía de Ferrocarriles de La Robla y, sobre todo, inventor del TALGO (Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol). También la Academia de Ingenieros de Guadalajara tuvo el honor de albergar en sus aulas a Emilio Herrera, inventor del traje espacial. Fue en 1935, cuando diseñó un prototipo que luego fue utilizado por rusos y estadounidenses para llevar a sus hombres al espacio. Estos son sólo algunos de lo ejemplos, entre muchos y muchos, de una institución que luchó con denuedo por sacudirle el polvo a una España en la que seguían resonando aquellos ecos que preconizaban “que inventen ellos”. Os animo a todos a investigar un poco en la historia, sin duda interesante, de esta institución que formó a los inventores e ingenieros de un país que, mala costumbre, no se digna precisamente, por reconocer a sus grandes hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.