Home » La neutralidad de Suiza

La neutralidad de Suiza

Sorprendió a muchos cuando empezó la guerra de Ucrania que Suiza, país tradicionalmente neutral, se sumara a las sanciones internacionales contra Putin y sus oligarcas. Y al hilo de esto, sin querer entrar a fondo en el asunto de la sorpresa o no, si que me gustaría hablar sobre la neutralidad, más bien pretendida, del país alpino.

No conozco nada de política fiscal ni soy un experto historiador pero no creo que se pueda alegar neutralidad cuando tu economía se basa en el secreto bancario o, lo que es lo mismo, en guardar el dinero de todos los sinvergüenzas, los ladrones, los asesinos y los sátrapas del mundo. Ya durante la II Guerra Mundial, en la que oficialmente no entró en conflicto, Suiza colaboró abiertamente con las potencias del Eje y así, los bancos suizos compraron oro proveniente, en gran medida, del expoliado por los nazis a los judíos. ¿Es eso neutralidad?.

Además, lanzo una pregunta ¿se puede ser neutral en una lucha entre el bien y el mal?. ¿Qué hacer si ves a un matón apaleando a un niño?, yo sigo de largo, soy neutral. No se, será que me enerva que el hecho ser robar salga barato, que el dinero sucio de todo el mundo tenga un lugar seguro entre las montañas. Y encima que ese país se presente como la quintaesencia de la educación y el civismo, cuando realmente su suelo está totalmente podrido. No, no consiento que nadie me diga que Suiza es un país civilizado. Se que fue la salida para muchos españoles que encontraron en la emigración su única vía de escape pero no, de Suiza, ni una sola lección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.