Home » Las marcas

Las marcas

Es curioso como las marcas, sin que nos demos cuenta, condicionan nuestras vidas. Ahora, con medios de comunicación masivos y antes, sin su agobiante presencia, las marcas han estado siempre presentes. Los Sugus y los Palotes eran mis caramelos y Osborne señoreaba las carreteras antes de que obligaran a borrarla de los toros. Ir al Corte Inglés era toda una experiencia, las bicicletas eran BH u Orbea y tu padre tenía un Renault o un Seat. Recuerdo con cariño también el Nitrato de Chile, con su caballo y su jinete negro, las bombillas Philips y las televisiones Telefunken. Pero de todas las marcas, no se bien porque, la que mejor recuerdos me trae es la del jabón. Tenía una forma rectangular que desaparecía según mi madre, la pobre, frotaba las pastillas sobre la ropa en la pila del patio.

Más de cuarenta años después aún me sigue llegando su olor. Inconfundible. Es uno de esos productos asociados a mi niñez, a unos tiempos de cambio, tal vez inciertos pero dignos y felices, tiempos en los que las sábanas brillaban al sol, blancas y relucientes. Los niños jugábamos, reíamos ignorantes, confiados entre el olor a limpio y bajo la protección del hogar. Esos tiempos hoy han cambiado. Afortunadamente ya no hace falta frotar y vivimos mejor, según se mire. Por eso cuando vuelve la incertidumbre, cuando no sabemos a qué agarrarnos, me acuerdo de la limpieza, recuerdo a mi madre lavando en la pila, vuelvo a los días felices en los que las sábanas brillaban al sol, blancas y relucientes. Y vuelve a mí el olor de aquel jabón…  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.