Home » Me vomitan

Me vomitan

Alguna que otra vez, cuando no se qué hacer, me siento en el sofá y dejo que me vomiten. No se si me gusta o no, me da igual. Estoy narcotizado, ni me entero. Sin embargo, pasado un tiempo el olor nauseabundo me despierta del letargo como si me hubieran dado un golpe seco en la cabeza. Abro los ojos y pienso, “¿pero que hago yo aquí?”. Me levanto y empiezo a deambular: barro, recojo cuatro papeles tirados por el suelo, acaricio al gato, miro por la ventana por si mi vecina, puntual como siempre, aparece con su carro de la compra. Trato de escuchar música o leo, que es lo más provechoso que uno puede hacer cuando no tiene obligaciones. Hace poco cayó en mis manos el libro de un escritor cordobés. Venía a criticar a aquellos que se quejan de que la vida es corta. “No tenemos poco tiempo, sino que perdemos mucho” dicen sus líneas. “Cuando no se invirtió en nada bueno, al cabo, cuando la suprema necesidad aprieta sin haber reparado nunca en que pasaba, nos damos cuenta de que el tiempo se nos ha ido”. Sí, el escritor es Lucio Anneo Séneca, Séneca el jóven, filósofo, político, orador y escritor romano nacido en la actual Córdoba. Esto lo escribió hace casi 2.000 años. Son de su tratado “Sobre la brevedad de la vida”. Dice Séneca en él muchas cosas interesantes. Entre otras que “La parte de la vida en la que vivimos es corta, pues en realidad no toda la existencia es vida, sino tiempo”. Trataré de pensar en ello antes de tumbarme de nuevo en el sofá y dejar que me vomiten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.