Home » Sacrificios

Sacrificios

Nació hace más de 3.400 años y aunque no tiene relación, se le suele citar como un antecedente muy temprano del fútbol de nuestros días. El juego de pelota mesoamericano se practicaba tanto en la vida diaria como en celebraciones religiosas. Tenía un aspecto ritual muy importante y a veces era utilizado para dirimir tensiones, incluso como sustituto de la guerra. Parece ser que el objetivo era mantener la pelota en juego utilizando las rodillas, los codos y la cadera. La pelota en movimiento representaba la trayectoria de los astros sagrados, tanto el sol, como la luna y venus.

A veces había sacrificios humanos sí, pero los historiadores aún discrepan. No se ponen de acuerdo sí los sacrificados eran los ganadores o los perdedores. Hoy en día la cosa es así: ganan los dos, tanto los vencedores como los vencidos. Los que pierden son los que han construido los estadios. Son sacrificados de forma totalmente premeditado. 6.500 muertos en la construcción de las infraestructuras. En Qatar se juega sobre cadáveres a los que se les ha sacado el corazón con un puñal negro de codicia y podredumbre. En honor a un Dios redondo. Si hubiera sido de obsidiana solo… Si pudiera volver atrás,  3.400 años atrás, concretamente, no podría mirar los sacrificios humanos, ni de los ganadores ni de los perdedores. Por eso ahora no veo el Mundial, porque me da igual que los muertos no estén sobre el verde, son los que lo han construido.

P.D.: Sobre la polución, la libertad de expresión, el trato a las mujeres, homosexuales y demás derechos humanos ya, si eso, hablaremos otro día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *